La IA necesita a los profesionales de la capacitación: Aquí está el por qué

Escrito por
• 4 min read
Los profesionales de la capacitación tienen un nuevo amigo en la IA

Adopte la asociación con la inteligencia artificial

Imagine intentar realizar un seguimiento de cada actividad que hace cada uno de sus alumnos mientras interactúa con su plataforma de aprendizaje. Luego imagine que intenta analizar estos datos para descubrir información valiosa y correlaciones entre las actividades de aprendizaje y el desempeño laboral.

El volumen de datos y análisis requeridos para darle sentido manualmente sería insuperable. De hecho, aquí es donde la Inteligencia Artificial (IA) puede aprovecharse para inspeccionar e interpretar grandes cantidades de datos y también aprender constantemente de sus conocimientos.

Y esto no tiene el costo de reemplazarlo. De hecho, la IA es una herramienta poderosa que eleva la toma de decisiones humanas porque no hay un modelo estadístico o algoritmo que pueda sustituir la intuición humana.

Mejoras continuas con la IA

Lograr la visión y objetivos de una empresa requiere una alineación completa de Aprendizaje y Desarrollo (L&D); hacer que la conexión sea clave para «cerrar el círculo de aprendizaje» al vincular los resultados de aprendizaje esperados con los objetivos comerciales.

En segundo plano, la IA analiza todos los caminos de aprendizaje potenciales que cada alumno podría tomar, trabajando para comprender la mejor ruta desde el Punto A al Punto B, y luego sugiere el viaje más eficiente para maximizar los resultados de aprendizaje.

Ahora aquí es donde la IA trabaja con nuestra intuición humana. Si un administrador considera que la sugerencia de la plataforma es incorrecta, pueden rechazarla. Esta retroalimentación es reconocida por el algoritmo que impulsa las sugerencias de IA y aprende que la acción que tomó fue incorrecta. Esto desencadena una nueva respuesta que sirve una sugerencia diferente, refinada por la retroalimentación anterior, y los resultados se mejoran continuamente a través de la interacción de cada alumno y administrador.

Si multiplica este comportamiento por las miles de instancias de retroalimentación tanto de los alumnos como de los administradores, las sugerencias de la plataforma comenzarán a reflejar los objetivos de los objetivos de la organización, con menos tiempo de capacitación requerido para maximizar el retorno de la inversión en el aprendizaje.

Descubriendo la historia detrás de los números

En un seminario web reciente con eLearning Guild, preguntamos: ¿Qué datos recopila sobre las actividades de aprendizaje de su organización? Aquí están las respuestas:

70% – Cuántos alumnos completaron un curso

20% – Horas de capacitación de empleados en cada curso / plan completado

8%   – Comentarios de los alumnos sobre la relevancia del curso

2%   – Rendimiento de los ingresos de ventas de empleados o equipos antes y después de la capacitación

Si bien la cantidad de alumnos que completaron un curso es muy importante, si se toma solo como una métrica, no cuenta la historia completa. Pueden haber algunas personas que fueron interrumpidas y dejaron el curso en el medio y luego volvieron más tarde o tal vez algunas personas tardaron más tiempo que otras en completarlo.

La inteligencia artificial no solo comprende cuándo se completa el curso, sino también cada interacción que un alumno tiene mientras completa un curso dentro de su plataforma de aprendizaje. Por ejemplo, ¿están haciendo una pregunta o calificando ese curso en particular? ¿Qué están calificando? ¿Se detuvieron un rato y luego continuaron?

Todas estas acciones se rastrean para suministrar la base de datos requerida por los modelos de aprendizaje automático para comprender las correlaciones difíciles y complejas entre los cursos y los alumnos. De esos datos, extrae una mejor comprensión del comportamiento del alumno.

Por ejemplo, si alguien está haciendo una pregunta y alguien más está respondiendo, las acciones establecen una conexión en los datos que utiliza la IA para comprender al usuario más activo y al experto en la materia para un tema en particular.

Al comprender el comportamiento del usuario de acuerdo con las tasas de participación, puede tomar decisiones más informadas sobre la eficacia de un determinado tipo de curso, con ciertas características, para un alumno específico. Podría descubrir que un video es más adecuado para un alumno, mientras que las presentaciones de diapositivas son más efectivas para otro.

Si bien es cierto que la cantidad de cursos completados es importante, también es cierto que hay otros factores a tener en cuenta, como el comportamiento en la plataforma, que le brindará una visión de 360 ​​grados del progreso del alumno y la eficacia de sus programas de aprendizaje. Al utilizar este conocimiento para refinar sus actividades de aprendizaje y capacitación, está en el buen camino para alcanzar resultados de aprendizaje más efectivos que estén ligados al éxito empresarial.

¿Quiere aprender más? Descargue este eBook, escrito en colaboración con el Grupo Brandon Hall, para comprender mejor cómo la IA y la capacidad humana funcionan conjuntamente en la capacitación y el desarrollo.