5 pasos para el diseño efectivo del aprendizaje semipresencial

Escrito por
• 4 min read

Usted puede estar utilizando el aprendizaje semipresencial, aunque no lo sepa

El aprendizaje semipresencial combina lo mejor del aula de clases con el espacio en línea. Este método ha sido una tendencia creciente por algún tiempo y aún así, su potencial no ha sido aprovechado completamente. Muchas aulas ya están utilizando un método semipresencial, sin necesariamente darse cuenta.

Por ejemplo, escuelas del distrito de Los Altos en California le están enseñando matemáticas a sus estudiantes con la ayuda de los videos de la Academia Khan. En estos casos, los estudiantes ven videos en sus casas y los profesores los asesoran para que aprendan desde lo básico, brindando y expandiendo los conceptos presentados – un gran ejemplo del aprendizaje semipresencial.

Para asegurar que el aprendizaje semipresencial alcance su potencial máximo, existen algunas indicaciones que hay que tener en mente al diseñar cursos de aprendizaje semipresencial.

1. Enfóquese en el contexto individual

Uno de los problemas que ocurre en la aplicación del aprendizaje semipresencial es la falta concreta de definiciones. El hecho que el aprendizaje en línea complemente la enseñanza en el aula es cierto pero más allá de esto, cuánto se mezclan, hasta que punto, en qué pedagogía, varía de caso a caso. Para asegurar que el aprendizaje semipresencial se vuelva una buena herramienta para los estudiantes, es necesario entender el contexto específico de cada uno de ellos.

Un estudiante que utiliza recursos de aprendizaje en línea en su currícula de música no tendrá los mismos requisitos que el estudiante que los utiliza para su currícula de física. El mismo tipo de aprendizaje semipresencial no será suficiente para los estudiantes de escuela primaria que para los estudiantes de escuela secundaria. Sus cursos varían en ritmo, en tiempo que los estudiantes pueden dedicar al estudio, y la complejidad del concepto. Similarmente, los estudiantes en regiones en desarrollo tendrán diferentes requisitos que esos en mercados desarrollados, lo cual nos lleva al siguiente punto.

2. Entienda los retos locales

Cada grupo de estudiantes tendrá su propio conjunto de retos. Estos retos pueden ser tecnológicos, culturales o socioeconómicos. La cantidad de penetración del internet es un gran reto en regiones en desarrollo. Esto significa que los cursos de aprendizaje semipresencial tiene que ser, ya sea disponible fuera de línea (offline) o no ser muy exigentes en el ancho de banda para que alcancen áreas con conecciones lentas.

El sistema de entrega tampoco es uniforme con todos los estudiantes. Los estudiantes no tienen los mismo tipos de herramientas para acceder al aprendizaje en línea. En muchos casos, los estudiantes tienen acceso a sólo una computadora para toda los estudiantes de la clase.

3. Mapee las metas de corto y largo plazo con la ruta de aprendizaje del estudiante

Mantenga en mente cuáles son los resultados esperados para el estudiantes de un curso de aprendizaje semipresencial. Desglócelos en grupos pequeños que pueden ser usados para diseñar módulos para el aprendizaje, así como también para darle seguimiento a los resultados del estudiante en el curso.

El aprendizaje, tanto en el aula como en línea,  necesitan tener metas establecidas para que puedan ser logradas. El decidir entre un sistema de asesoramiento para ambos, los cursos en el aula y en línea, pueden hacer el proceso más efectivo. También, una estrategia que suplemente la tecnología necesitada.

4. Haga el aprendizaje en línea complementario al aprendizaje en el aula

La porción en línea de los cursos semipresenciales ayudan a aumentar la efectividad del aprendizaje en el aula. Un ejemplo es el uso del aprendizaje invertido por los profesores. Cómo los estudiantes en las escuelas de Los Altos veían videos de la Academia Khan en casa y expandían estos conceptos en la escuela, la clase típica y los componentes de la tarea pueden ser invertidos.

Las clases cortas en la casa que allanan el camino para el aprendizaje en el aula hace el aprendizaje más personal y enfocado en éste, también hace el tiempo invertido en el aula más efectivo y fructífero. Hay varias maneras en que el modelo de aprendizaje invertido puede ser aplicado, ya sea que ayude con la discusión, demostraciones de actividades en grupo hasta conceptos mejorados.

5. Ponga atención a la retroalimentación de los usuarios

El inculcar la retroalimentación de los estudiantes al desarrollar cursos semipresenciales ayuda a alterar las siguientes iteraciones del curso para hacerlo más en sintonía con las necesidades y expectativas del estudiante. Las encuestas son una buena forma de reunir retroalimentación que puede ser recolectada usando Typeform o SurveyMonkey.

Otra forma de hacer esto es haciendo uso de zipBoard, en donde los estudiantes pueden comentar en capturas de pantalla específicas desde el curso y brindar sus comentarios. La retroalimentación de los estudiantes saca a relucir la efectividad del curso, así como también los retos en el aula que los diseñadores instruccionales pueden no haber tomado en cuenta.

Con soluciones más inmersivas disponibles para el aprendizaje en línea hoy en día, el aprendizaje semipresencial tiene más impulso para alcanzar a una audiencia más grande. La tendencia creciente está prevista que alcanzará acerca de la mitad de todos los estudiantes de primaria y secundaria al 2019. El aprendizaje semipresencial hace la currícula más enfocada en el estudiante al permitir que los estudiantes obtengan lo mejor de ambos, aprendizaje en línea y fuera de línea, hace que el tiempo invertido en el aula sea más fructífero para los estudiantes.

Experimente los beneficios del aprendizaje semipresencial. Comience su prueba gratuita de Docebo LMS por 14 días.